Vivimos tiempos difíciles y es necesario adoptar perspectivas que vayan más allá de lo evidente, permitiendo mitigar las afectaciones psicosociales derivadas de nuestra situación actual, procurando el bienestar y productividad de nuestras organizaciones.